Sobre la brevedad de la vida, el ocio y la felicidad

El libro “Sobre la brevedad de la vida, el ocio y la felicidad” de la editorial Acantilado, es una aproximación a la filosofía, que , aunque a veces cuesta un poco seguir, es accesible en términos generales para personas como yo, poco acostumbradas a leer asuntos con tanta profundidad. Te plantea cuestiones que te hacen reflexionar y creo que dedicar un tiempo a relajarte, a quitar el pie del acelerador y cuestionarte temas tan determinantes como la felicidad es enriquecedor y yo diría que necesario.

Es importante situar al escritor en su época y en su protagonismo como máximo representante del estoicismo y su vertiente moral, aunque ha sido criticado por los historiadores por no vivir de acuerdo a sus principios. Parece ser que promulgaba un estilo de vida que consideraba ideal, pero que estaba alejado de su realidad de poder y riqueza.

¿QUIÉN ES SÉNECA?

Lucio Anneo Séneca nació en Córdoba (España) en el año 4 a. C, pero creció y murió en Roma, en el año 65 d.

Nació en el seno de una familia más que acomodada- en pleno inicio de la era cristiana -y recibió desde muy pronto una delicada y atenta formación, que le permitió acceder triunfalmente a la carrera política. Tras una prolongada estancia en Egipto, en el año 31 alcanza la cuestura, una magistratura que, de manera definitiva, le abría las puertas hacia el senado.

Séneca destacó por su brillante estilo como orador y escrito, fue pretor, senador y consul durante los gobiernos de Tiberio, Calígula, Claudio y Nerón, además de tutor y consejero del emperador Nerón.

Esto le granjeó numerosos enemigos, y se vio obligado a retirarse de la primera línea política en el año 62. Acusado, tal vez falsamente, de participar en una conjura contra Nerón, suicidándose finalmente.

Las obras que nos quedan de Séneca se pueden dividir en cuatro apartados: los diálogos morales, las cartas, las tragedias y los epigramas. La filosofía de Séneca se diluye en estas obras. No escribió una obra sistemática de filosofía; su pensamiento filosófico, sus ideas estoicas, se expresan a lo largo de toda su obra.

SOBRE LA BREVEDAD DE LA VIDA

Esta primera parte sobre la brevedad de la vida es la que más me ha gustado. Es un arranque del libro lleno de frases subrayadas y emocionada por leer pensamientos universales, aplicables a nuestros días, aunque hayan sido escritos hace 2.000 años

“No tenemos poco tiempo, sino que perdemos mucho. La vida es lo bastante larga y, si toda ella se invierte bien, se concede con la amplitud necesaria para la consecución de la mayor parte de las cosas.”

“¿Cuando vendrán las vacaciones?” Cada cual precipita su vida y se atormenta por el deseo del futuro y el hastío del presente.”

“Vivís como si fuerais a vivir siempre, nunca recordáis vuestra fragilidad, no observáis cuanto tiempo ha pasado ya. Lo perdéis como si fuera un depósito lleno y rebosante. (…) ¡Que tarde es empezar a vivir cuando hay que terminar¡”

Séneca habla de lo importante que es tener tiempo para cultivar la sabiduría, superar las estrecheces de la vida con grandeza de ánimo y de la necesidad del descanso, del reposo, porque el movimiento debe de nacer de la tranquilidad.

Critica a los que llama “ocupados”, personas que viven en constante movimiento, que no soportan la soledad porque evitan hablar con su propia conciencia. Se incide en la necesidad de sabe convivir a gusto con uno mismo.

Muy breve y trabajosa es la vida de quienes olvidan el pasado, descuidan el presente y temen el futuro

SOBRE UNA VIDA FELIZ

Séneca nos dice que para conseguir una vida feliz se debe tener una mente cuerda, resuelta, bellísimamente paciente, adaptada a los tiempos, solícita pero no angustiada con su cuerpo y cuanto le pertenece, cuidadosa con el resto de cosas que conforman la vida y en uso, que no servidumbre, de los dones de la fortuna.

El estoicismo de Séneca está unido a la moral, anima a cultivar la honradez. La felicidad solo se puede alcanzar de la mano de la virtud y no siendo esclavo de las emociones. Es feliz quien tiene rectitud de juicio, aquel quien la razón le respalda en cualquier aspecto de su conducta.

Al hombre se le exige que ayude a los hombres, si es posible a muchos, sino a pocos, sino a los allegados y si no a sí mismo. Cuando se hace útil a los demás se hace útil a la comunidad.

Séneca habla de que debemos tener claro hacia donde vamos y el camino que queremos elegir, pero no seguir, como las ovejas al rebaño precedente, porque no iríamos por donde hay que ir, iríamos únicamente por donde van los demás.

Séneca alude a la naturaleza cuando manifiesta que el bien supremo consiste en vivir conforme a ella. La naturaleza se creó para la contemplación de las cosas y la acción. La naturaleza es belleza y nació para ser contemplada, no solo mirada, por eso es importante disponer de tiempo libre para su disfrute.

Respecto a la acción, como hombre público que fue, nos indica lo importante que es el ánimo con el qué el individuo se implica en la vida política. Igual de poco digno es que no te des ni un respiro para levantar la vista, como realizar tareas sin poner amor, convertidas en obras vacías y dedicarte al ocio. Hay que saber encontrar el equilibrio.

En definitiva, leer a Séneca me ha resultado enriquecedor. Leer filosofía es una buena forma de reflexionar, te ayuda a pensar porque aborda temas universales y nos obliga a cuestionarnos nuestra existencia en este mundo.

Gracias por seguir mi blog y siempre feliz de escuchar vuestra opinión.

2 Comentarios

  • Publicado junio 12, 2022
    .DILMUN

    Me atrae un montón el libro que propones sobre Séneca, que tuvo una gran influencia en los siglos posteriores, sobre todo en la doctrina cristiana y en la Edad Media, y yo creo que en nuestros días muchas de estas reflexiones están de plena actualidad. Me apetece leerlo. Gracias NATALIA

    • Publicado junio 17, 2022
      .Natalia

      Gracias a ti¡ Me encanta escucharos. Disfruta de Séneca, es todo sabiduría.

Deja un comentario