Charles Dickens

Un día como hoy , 7 de febrero, nacía en 1.812 Charles Dickens.

Charles Dickens, considerado por algunos el mejor escritor inglés de la época victoriana ha sido, sin duda, una de las grandes plumas de la literatura universal.

SUS CLAVES DEL ÉXITO

A pesar de todos los peligros y males que acechan nuestra existencia, no hay más que echar la vista atrás y leer la vida que llevaron personajes sobresalientes, en este caso de la literatura, para darnos cuenta de que ningún tiempo pasado fue mejor.

Sólo me puedo imaginar el sufrimiento de un joven Dickens, en una Inglaterra en plena industralización, trabajando a los doce años en una fabrica de betún, leyendo su historia en su novela más autobiográfica: “David Copperfield.”

Dickens fue el segundo de ocho hermanos. Con un padre encarcelado, viviendo en la más absoluta de las pobrezas y sin ninguna formación académica, consiguió triunfar en vida y llegar a lo más alto del panorama literario.

¿Cómo es posible?

En un entorno familiar adverso y con una lamentable falta de recursos, superó todas las adversidades.

Creo que es innegable tener, en primer lugar, unas aptitudes innatas para escribir fuera de lo común.

En segundo lugar es indudable la madurez de ese muchacho, que a sus diecisiete años, en Londres, aprende taquigrafía y todas sus experiencias vitales para sobrevivir, ya estarían organizándose en esa cabeza prodigiosa para ser escritas.

Trabaja como periodista, cronista parlamentario, y a los veintiun años se prende la llama del éxito. Le solicitan que escriba crónicas sociales.

Y contar historias de la gente, hacer descripciones de como hablan, como son, como visten y sobre todo COMO SIENTEN es lo que mejor sabe hacer.

Novelas como  “David Copperfield”, “Cuento de Navidad “o “Grandes esperanzas”. son claros ejemplos de  historias que han superado la barrera del tiempo y hoy en día se siguen leyendo. 

Charles Dickens: el escritor de la motivación.

 Está comprobado que los recuerdos que más dejan huella en nosotros son aquellos asociados a sensaciones intensas, malas o buenas.

Charles Dickens es un maestro de la narrativa, es un escritor muy visual , mientras lo lees, estás literalmente viendo en imágenes lo que allí ocurre. Por eso se ha llevado al cine en muchas ocasiones con gran éxito.

“David Copperfield” fue una obra que se escribió por entregas, como la mayoría de sus obras.

Su protagonista cuenta en primera persona su vida, va superando obstáculos y enfrentándose a la vida sin desfallecer, cayéndose y levantándose. Es un manual perfecto de superación y este es un mensaje universal que bien contado, como lo hace él gran Dickens, llega al corazón.

En el caso de “La casa desolada”, una novela no demasiado conocida, pero sin duda una de mis favoritas, fue también  publicada de esta forma, en este caso en veinte entregas.

Se trata de una nueva crítica de Dickens, esta vez  contra el sistema judicial inglés.

Expone el proceder lento y anticuado de la Cancillería, dando voz a la amplia frustración con el sistema, y se  consideró una ayuda a que finalmente fuera reformado en la década de 1870.

Esta moda de publicar por entregas semanales o mensuales recuerda a la costumbre de las series actuales de Netflix que te desesperas al comprobar que tienes que esperar una semana para ver el final, pero que se trata sin duda de una estrategia  eficaz.

Charles Dickens: el escritor abanderado de la justicia social.

También en este punto, Dickens fue un avanzado a su época.

Una vez más sus vivencias personales de continuo maltrato le ayudaron, sin duda, a forjar una mentalidad totalmente contraria a la realidad de la Inglaterra victoriana.

Charles Dickens es el gran narrador de la novela social. La lucha de clases es una constante en  sus obras, personajes dibujados con humor ácido y mucha ironía.

Viajero incansable, sufrió un gran desencanto tras viajar a Estados Unidos y ver la esclavitud ejercida contra los negros.

En contra de la pena de muerte, sensibilizado con la dureza de la vida de las prostitutas y por supuesto un escritor que denunciaba el maltrato infantil.

Incluso llegó a pedir que se cobrasen los derechos de autor, práctica habitual hoy en día.

Charles Dickens fue un escritor de éxito porque supo conectar con la gente.

Con sus narraciones supo entretener y crear una dinámica de acontecimientos con ritmo. Esa facilidad para llegar a sus lectores, ofreciendo, además un mensaje moralista de fondo, hace de sus novelas historias universales .

Historia de dos ciudades

 Permitirme terminar con unos párrafos del libro de Dickens, “Historia de dos ciudades” que citaba Javier Marías en su novela Berta Isla.

 La historia se desarrolla en dos países: Inglaterra y Francia, y en las ciudades de Londres y París en la época de los albores de la Revolución francesa.

“Toda criatura humana está destinada a constituir un profundo secreto y misterio para todas las otras. Cuando llego a una gran ciudad de noche, cada una de esas casas arracimadas lóbregamente encierra su propio secreto; cada habitación en cada una de ellas encierra su propio secreto; cada corazón palpitante en los centenares de millares de pechos que allí se esconden, es, en algunas de sus figuraciones, un secreto para el corazón más próximo, el que dormita y late a su lado. Y hay en todo ello algo atribuible al espanto”

Tomando las palabras de Javier Marías:

“La cita es más larga, y pertenece a Historia de dos ciudades, considerada una de sus novelas menores. Qué encerrarán, pues, las mayores.”

Os animo a acercaros a la literatura de Charles Dickens, un grande entre los grandes.

Gracias por seguirme en mi blog Leo, disfruto y escribo.

2 Comentarios

  • Publicado febrero 15, 2022
    .Almudena

    De nuevo Natalia nos desgrana en este caso las claves del éxito de una de las mejores plumas de la literatura universal, del genial Charles Dickens. Enhorabuena y gracias de nuevo por este interesante blog todos a los que nos tienes acostumbrados.

    • Publicado febrero 19, 2022
      .Natalia

      Gracias a ti por tus comentarios. Me motiva mucho saber que hay gente detrás leyendo lo que escribo y saber que le gusta.

Deja un comentario