Canción dulce. Leila Slimani

¿Quién es Leila Slimani?

Leila Slimani  es una periodista y escritora francomarroquí de madre francoargelina y de padre marroquí.

Leila Slimani encontró su identidad literaria en una escritura simple, clara y con falta de lirismo.

Le interesan los temas controvertidos, le interesa agitar al lector, relacionarse con él.

Sus libros no son lecturas con las que disfrutes tomando una taza de te. Son obras en las que la escritora busca sacudirte, molestarte, ofrecerte pistas falsas, alertarte.

La cultura magrebí está presente en las luces, los colores , en la manera de entender la vida y de presentarla en sus obras.

Con Canción dulce, esta escritora ha conseguido ganar el Premio Goncourt 2.016, uno de los premios literarios más reconocidos en Francia

¿Qué nos cuenta Leila Slimani en Canción dulce?

Leila Slimani estaba embarazada de tres meses al escribir esta novela y tuvo que mantener mucho la distancia entre la trama y su vida personal.

Un hecho ocurrido en una familia en Nueva York fue el desencadenante de que se interesara por la historia, que de inmediato envió a su editor y le animó a escribirla.

Slimani quería escribir sobre las relaciones que existen en el hogar, entre una familia burguesa con dos niños y una niñera. Existe una realidad reciente que consiste en que una enorme cantidad de mujeres extranjeras crían a los niños de las mujeres del mundo occidental. Estas mujeres conocen a la perfección los códigos de la burguesía, sus costumbres y su forma de vida, pero siendo un pilar importante en cada uno de esos hogares, en realidad no forman parte de ellos.

Este choque de culturas, de vivencias, de aspiraciones y de sentimientos son la base en la que se sustenta la historia, pero Slimani no quería que la historia fuera aburrida y por ello creó una tensión añadida que como una olla a presión va aumentando a lo largo de la obra.

He de confesar que lo que menos me ha gustado de la historia es que en las primeras páginas se desvela la trama. No llego a comprender porqué la escritora decidió construir la historia de esta forma pero yo habría preferido que siguiera su curso cronológico. A pesar de ello es un libro que me ha “agitado”, tal y como la escritora quería y por eso lo recomiendo.

Myriam, una abogada de origen magrebí y madre de dos niños pequeños, Adam y Mila, se asfixia con su rutina doméstica, y decide reemprender su vida laboral como abogada, a pesar de las reticencias de su marido Paul, que prospera en su trabajo de agente y productor musical, pasando la mayor parte del tiempo fuera de casa.

Tras un minucioso proceso de selección para encontrar una niñera, se deciden por Louise, que rápidamente conquista el corazón de los niños.

Creo que todas las madres que hemos pasado por la crianza de nuestros hijos en matrimonios en los que ambos trabajan, podemos entender muchas de las situaciones por las que pasan los personajes.

Por un lado existen sentimientos de culpabilidad de la madre por dejar a sus niños en manos de una extraña. La madeja se va enredando cuando las relaciones con la pareja también se complican y todo ello en convivencia con una persona que en la casa solo muestra su mejor versión, la de una mujer eficiente que poco a poco se va integrando mas y mas en la familia, quedándose a dormir una o dos noches por semana. Construyendo pacientemente su nido.

Pero Louise tiene también una vida. Una vida muy distinta, una vida que la familia no conoce, ni tiene intención de conocer. Louise ha vivido muchas separaciones, es viuda de un hombre colérico y de una mala fe sin limites que lo único que le dejó en herencia fueron deudas. Tiene una hija de veinte años que se ha fugado con su novio porque a ojos de su madre siempre fue invisible. Nunca disfrutó de los planes que su madre tenía con los otros niños a los que cuidaba.

Los fines de semana para Louise, ese rato de tiempo para ella, es todo un suplicio. La soledad es para ella como una grieta inmensa que la había engullido. Es como una muñeca de porcelana frágil, a punto de romperse. Ha vivido con emociones prestadas, inspiradas por la intimidad de las familias a las que ha servido.

Y esos dos mundos, esas vidas tan distintas conviven en la misma casa. Con el paso del tiempo comienzan a fraguarse tensiones y silencios pero todo sigue porque …

Al regresar a París, la cena está lista y las sabanas huelen a limpio. Imposible, piensan, prescindir de ella. Reaccionan como niños mimados, gatos domésticos.

Me ha gustado como la tensión va creciendo. Hay varias escenas significativas donde vas viendo que algo se cuece a fuego lento.

Paul vuelve a casa y ve a su hija pintada como un travesti o como una vieja ajada cantante de cabaret. Algo aparentemente infantil e ingenuo se tiñe de siniestro, o la escena en la que Myriam, la madre, le pide a la niñera que arroje a la basura un pollo de aspecto ajado, pero ella lo sirve a los niños y exhibe su esqueleto desafiando a la joven madre.

Los capítulos con la evolución de cada personaje se entremezclan. Poco a poco se van tejiendo las relaciones de amor, odio, y dependencia consentida.

Louise tiene las llaves de su casa, sabe todo, se ha incrustado en sus vidas tan profundamente que parece imposible desalojarla. Los silencios y los malentendidos contaminaron todo.

En definitiva, es un libro corto, de 275 páginas pero cuya prosa incisiva y directa te va envolviendo y a mi personalmente me ha enganchado hasta llegar al final.

Una vez mas descubro a jóvenes escritoras de todo el mundo con las que conecto y me hace muy feliz.

Gracias por leerme en mi blog https://www.leodisfrutoescribo.com/ y como siempre espero tu opinión.

2 Comentarios

  • Publicado octubre 18, 2022
    .virginia

    Pues más dd una vez he pensado que tenía que haber alguien que escribiera sobre este tema… Todas nosotras, trabjadoras, hemos pasado por esta experiencia que marca una etapa muy importante de tu vida y de tus hijos (poque los maridos…. miran de lado). Lo leeré. gracias popr la recomendación! MUAC

    • Publicado octubre 20, 2022
      .Natalia

      Gracias a ti Virginia. La verdad es que no se que sería de las madres trabajadoras sin esta ayuda.
      Espero que te guste la lectura

Deja un comentario