El ojo del observador

EL OJO DEL OBSERVADOR es un libro de divulgación científica ampliamente documentado y escrito por la historiadora, filósofa y escritora neoyorquina  Laura J.Snyder

 ¿En qué época se desarrolla “El ojo del observador”?

Nos situamos en el siglo XVI, siglo de oro de la República Neerlandesa. Un vasto y lucrativo imperio colonial que abarcaba desde Brasil hasta África , y en concreto en Delft, ciudad de veinte mil habitantes. Ciudad llena de vida y actividad mercantil.

¿Quiénes son los protagonistas?

Antoni van Leeuwenhoek y Johannes Vermeer.

Con una semana de diferencia, dos hombres sobresalientes del campo de la ciencia y el arte nacían en esta pequeña ciudad, aunque no hay pruebas de que se llegasen a conocer.

Antoni van Leeuwenhoek, científico de padre cestero.  Pasó de utilizar un cristal de aumento, para determinar la calidad de los tejidos por el número de hilos, a crear él mismo infinidad de microscopios para estudiar lo invisible al ojo. LLegó a convertirse en el padre de la microscopia moderna.

Vermeer, pintor prodigioso y padre de  once hijos. Como describe la autora, sensible, como ningún otro pintor a las variaciones del color que resultan de las intensidades variables de luz.

Ciencia y arte unidos en la observación de la naturaleza. Dos hombres prodigiosos que ayudándose con instrumentos ópticos y con una curiosidad infinita por ver lo que nadie ve, redefinieron una nueva manera de entender el mundo y relacionarnos con él.

¿Qué unía a Vermeer y Van Leeuwenhoek? 

Ambos eran hombres apasionados por su trabajo, incansables y meticulosos. 

Los siguientes párrafos son algunos ejemplos que me han gustado, en los que  se describe en el libro detalles de la personalidad de estos genios y su pasión por lo que hacían.

VERMEER:

El pintor era una especie de alquimista capaz de memorizar y reproducir recetas para crear las pinturas. Trabajar con materiales duros machacándolos y moliéndolos, o bien preparados a base de plantas que había que disolver, hervir y filtrar.Los verdes siempre creaban problemas. El “verde español” era áspero, ademas de venenoso, y estaba hecho de hilos de cobre macerados en zumo de zarcillos de vid y el verde ceniza era inestable, y se volvía gris con el tiempo.

En “Mujer de azul leyendo una carta”, Vermeer se esforzó por crear el efecto de los puntos de luz sobre los clavos de latón del respaldo de la silla azul. Pintó primero cada clavo con todo su tamaño de un color claro, probablemente amarillo de plomo y estaño. Luego añadió sombras alrededor de ellos con una final veladura oscura. Finalmente , añadió una pequeña gota del amarillo sobre la veladura para subrayar el efecto.

Le llevaba tres meses el pintar un cuadro o mas. No solo era meticuloso en la aplicación de la pintura sino que había extensos intervalos entre las sesiones, a la espera de que una capa de pintura llegase a secarse del todo para poder añadir otra nueva.Solo pintó cuarenta y cinco cuadros durante veinte años.

Construyó toda su carrera en torno a los fenómenos ópticos y a como los instrumentos ópticos nos permitían ver el mundo con una nueva y emocionante luz.Su éxito radica en la fuerza con que sentimos que estamos ante un momento intimo, que estamos espiando a una mujer sola  con sus pensamientos, que lee, o escribe una carta o vierte leche en una jarra.

ANTONI VAN LEEUWENHOEK

Antoni van Leeuwenhoek se quedaba maravillado durante horas seguidas, hasta que le dolían los brazos de sostener el microscopio y los ojos del esfuerzo. Había visto por primera vez el mundo viviente invisible. Ninguna observación era demasiado insignificante o  repugnante para que no pudiese contribuir al progreso científico: sangre, orina, heces, esperma..

Lo que consideraba el espectáculo mas emocionante de toda su carrera fue la circulación de la sangre en capilares de renacuajos. Le proporcionaba tanto placer  que estuvo mirándolo una y otra vez durante varios días. La dosis de paciencia y concentración necesaria  para esa prolongada observación era extrema. Poseía, además, una habilidad manipuladora asombrosa para la disección. Fue capaz de diseccionar la traquea de una pulga o un feto de cordero de tres días , del tamaño de un grano de arena.

 ¿Porqué te recomiendo “EL OJO DEL OBSERVADOR”?

Porque “El ojo del observador” es un libro apasionante, (aunque en ocasiones puede resultar denso por las muchas referencias científicas) que te va adentrando, como en una novela, en la vida doméstica que llevaron estos genios. Como en un cuento de épocas pasadas, te detalla sus relaciones familiares, su día a día, el arduo proceso personal por el que pasaron en una época de efervescencia científica. Una época trascendente con grandes personalidades como Keppler, Galileo o Bacon.

Las constantes referencias a cuadros de Vermeer, te obliga a leer junto al móvil o tablet para seguir las descripciones con la imagen del cuadro mismo.

¿Cuál es el mensaje de “El ojo del observador”?

La esencia del libro “El ojo del observador” es la frase “la reinvención de la mirada”.

Los avances científicos, una insaciable curiosidad, una intensa observación de la naturaleza y un  trabajo constante, hicieron que estos dos hombres reinventasen la forma de ver las cosas.

Cinco siglos después de los hechos acaecidos en este libro, la ciencia ha seguido evolucionando. En 2015 nos informaron de que  el fabricante nipón Hitachi había desarrollado el microscopio más potente del mundo. Microscopio basado en la transmisión de electrones y capaz de realizar observaciones a nivel atómico. 

La capacidad humana para conseguir evolucionar en términos científicos parece imparable, pero también puede resultar altamente peligrosa. La observación de la naturaleza debe ir unida a su cuidado, a su conservación y los intereses económicos son el gran escollo. La naturaleza es sabia y es necesario conocerla en detenimiento para aprender de ella y valorar los infinitos beneficios que nos proporciona. 

Si no cuidamos la naturaleza  desapareceremos  y ya no habrá  nada que ser observado.  

El avance de la ciencia nos permite disfrutar, como nunca, de la obra completa de mi adorado Vermeer . Al alcance de todos se pueden ver sus treinta y seis pinturas expuestas en  dieciocho museos de siete países.  Visualizarlas  en realidad aumentada.

Un claro ejemplo de la ciencia al servicio del arte . Google Arts¬Cultura es un sitio web del Instituto Cultural de Google que presenta una recopilación de imágenes en alta resolución de obras de arte expuestas en varios museos del mundo, así como un recorrido virtual por las galerías en las que se encuentran.

Antes de finalizar  mi recomendación del libro ” El ojo del observador”, me gustaría también invitaros a descubrir un fantástico ejemplo de reinvención de la mirada. Se trata de la excepcional exposición comparativa realizada en 2019 en el Museo del Prado: Velazquez, Rembrant, Vermeer, en  miradas afines.

Una nueva forma de ver sus obras bajo un nuevo prisma. Tres genios unidos por haber nacido en la misma época.

Veamos el mundo con una nueva mirada.

Gracias por seguirme en mi blog, para mi es un placer.

 

..

15 Comentarios

  • Publicado mayo 30, 2020
    .Dulce María López

    He leído varías veces este post para no pasar por alto nada de la delicada manera que tiene Natalia García de describir lo sencillo y lo complejo con palabras frescas y seductoras. Apetece coger la obra de Laura J. Snyder e intentar ver todo lo que García nos descubre. Apetece limpiar la mirada como el que limpia las gafas empañadas y ver que descubrimos.

    • Publicado junio 1, 2020
      .natalia_garcia

      Gracias Dulce por tu comentario. Ojala lo disfrutes, si al final te animas a leerlo.

    • Publicado junio 5, 2020
      .Susana García Martínez

      Lo leeré. Viniendo de ti, y con estos comentarios al libro, me han entrado unas ganas locas de leerlo. Además, el tema también me interesa mucho. No en vano soy amiga del MUSEO DEL PRADO hace muchos años. Aunque con la COVID todavía no he vuelto desde hace meses.
      Estaré muy atenta a tus siguientes recomendaciones

      • Publicado junio 5, 2020
        .natalia_garcia

        Gracias Susana. Efectivamente como gran aficionada de la pintura, que eres, creo que el libro te gustará mucho. Disfrútalo y lo comentamos.

  • Publicado junio 1, 2020
    .Almudena García Martinez

    Exquisita descripción del sentimiento y la vibración interior que transmite” una buena lectura” como dice bien Natalia. Desde luego has conseguido que apetezca sumergirse de lleno en esta novela para deleitarse de pasajes como los que has transcrito. Gracias por tu fantástica reflexión y recomendación. Lo leeré 👍

    • Publicado junio 1, 2020
      .natalia_garcia

      Gracias Almudena. Aprendí mucho con este libro y lo hice disfrutando, espero que te ocurra lo mismo.

      • Publicado junio 1, 2020
        .Almudena Garcia Martinez

        Estoy segura que me encantará y rectifico, dije novela y es ensayo 🤦‍♀️

    • Publicado junio 9, 2020
      .Chelo fernandez

      Lo leeré, tiene muy buena pinta

  • Publicado junio 1, 2020
    .Vir

    Honestamente, no se si comprarmelo, quedar contigo a tomar un café y que me lo cuentes en persona o, que me lo prestes a cambio de uno mío y creemos un club de lectura!!!
    Me he sentado cómodamente en el sofá porque sabía que, viniendo de ti, la lectura sería de “atrapa y no te menees”. … Y así ha sido.. ! Ya estoy ansiosa por leerlo…

    • Publicado junio 1, 2020
      .natalia_garcia

      Que graciosa Virginia. Pues veo dificil explicarlo con un café, pero encantada de tomarlo para compartir descubrimientos literarios juntas!

  • Publicado junio 4, 2020
    .Almudena García Martinez

    Me encantaría recibir todo lo publicado en este blog. Me resulta muy interesante.

  • Publicado junio 4, 2020
    .Arancha

    Maravillosa recomendación, Natalia. Ganas de profundizar en esta obra. Muchas gracias, un abrazo

  • Publicado junio 14, 2020
    .Almudena Garcia Martínez

    Fantástica reflexión sobre esta maravillosa novelita corta en la que mi favorito escritor Zweig nos habla, con su peculiar ingenio, de los celos, el amor y el dolor cuando nos vemos reemplazados por otros y con su maestría inconfundible va expresando emociones tan intensas como la rabia o la venganza. Brutal. Según Zweig : “los libros sólo se escriben para, por encima del propio aliento, unir a la seres humanos, y así defendernos frente al inexorable reverso de la existencia: la fugacidad y el olvido.”
    Gracias Natalia por tu recomendación y por hablar de este maravilloso escritor como es Zweig¡!¡!¡!

Deja un comentario