A ORILLAS DEL MAR

Abdulrazak Gurnah

Contra todo pronóstico, el Premio Nobel de literatura de 2021 recaía en Abdulrazak Gurnah, un escritor originario de Tanzania.

No le conocía, y sin buscarlo, ojeando títulos en una librería, llegó a mis manos “A orillas del mar”.

Es un libro que me ha conmovido y sorprendido al mismo tiempo por encontrarme con una temática y una manera de contar historias diferente.

¿Quién es Abdulrazak Gurnah?

Es un escritor africano cuya lengua de origen es el suajili, aunque empezó a escribir a los veintiún años en inglés, durante el exilio.

Una vez que terminó la escuela se vio obligado a dejar a su familia y huir del país, por entonces la recién formada República de Tanzania. En 1984 pudo regresar a su tierra. En Inglaterra ejerció la docencia hasta su reciente jubilación como profesor de literatura inglesa y poscolonial en la Universidad de Kent, en Canterbury.

Abdulrazak Gurnah fue elegido por la Academia Sueca por su “conmovedora descripción de los efectos del colonialismo y la historia de los asilados en el abismo entre culturas y continentes”. 

Sus investigaciones se han centrado en el poscolonialismo, al igual que en el colonialismo, en este caso relacionado con África, el Caribe e India.

Tomando las palabras de este escritor, lo primero que he de confesar es que la lectura de este libro me ha abierto los ojos a unas experiencias nuevas para mi, a unas vivencias completamente alejadas de mi realidad y siento que me ha enriquecido.

Leemos libros por muchas razones, por placer, para entender. La literatura nos sirve para reconocernos, pero también nos enganchan las cosas que no conocemos, es una manera de aprender. Hay una parte de novedad, de noticia, cuando leemos sobre otra época o lugar. Quizás ya lo conocieras pero puedes aprender de una manera más profunda.

Su prosa es profunda y en muchas ocasiones cálida, y supongo que algo tendrán que ver sus primeras influencias literarias: la poesía árabe y persa, de forma especial Las mil y una noches, al igual que las suras del Corán.

“Siempre recorro la sección de perfumería para captar los acres olores en el aire y maravillarme de la luz radiante y los cincelados rostros de las jóvenes dependientas.

Argumento de “A orillas del mar”.

Se trata de una conmovedora historia sobre el exilio, el amor y la traición.

Huyendo de la mítica isla de Zanzíbar, Saleh Omar, un comerciante de 65 años, llega al aeropuerto de Gatwick con una caja de caoba llena de incienso y un pasaporte falso.

Para comunicarse con él, los servicios sociales recurren a Latif Mahmud, un poeta experto en suajili, profesor y exiliado voluntario que vive apaciblemente en un apartamento de Londres. Cuando los dos hombres se encuentran en una pequeña ciudad junto al mar, una larga historia de amores y traiciones, seducciones y decepción, azarosos desplazamientos y litigios, iniciada mucho tiempo atrás, empieza a explicarse.

En la historia conoces de Hussein, un mercader persa que viste un kanzu color crema y siempre va impecablemente limpio y perfumado. Un hombre que colecciona historias sobre lugares lejanos .

También está presente el abuelo Yaafar Musa, otro mercader rico, de Malaca y su hijo Reza, que lo perdió casi todo pero logró sobrevivir con un nuevo negocio de perfumes, inciensos y telas.

Es una historias de historias. Abdulrazak Gurnah va mostrándote como se enlazan las vidas de unos y de otros, y como cada individuo lleva consigo una maraña de sentimientos, mostrados y ocultos, que van a afectar de forma decisiva sobre el protagonista.

Las rencillas familiares son el caldo de cultivo idóneo para mostrar comportamientos injustos :

Desee que usted fuese el hombre malvado al que conocimos en aquella casa nuestra llena de odio.

Los acontecimientos externos también van a marcar el devenir de los hechos, se expresa una dura crítica contra el gobierno.  Tras la nacionalización de los bancos le exigen a nuestro protagonista devolver un préstamo en su totalidad, siendo ésta la chispa de su andadura.

 “El partido y sus juicios sumarísimos hacen con las leyes lo que les vienen en gana.(…) La radio del comandante emitía discursos ofreciendo moralinas de andar por casa para justificar la opresión y las torturas”.

Pero nuestro protagonista supera adversidades y sigue hablando de honor.

“Habla usted demasiado sobre el honor, la decencia y el perdón. No significan nada, son solo palabras. Como mucho podemos esperar un poco de amabilidad, creo, y eso si tenemos suerte.”

Hay un eco en la vida de Gurnah que es el ADN de su obra.

Este eco es el desarraigo que existe al abandonar el lugar de uno, ya sea por la razón que sea.

“La organización de ayuda a los refugiados me ha buscado una casa cuyo lenguaje y ruidos me resultan ajenos, pero en la que me siento a salvo, a ratos.

¿Puede un yo hablar de si mismo sin convertirse en un héroe, sin que parezca que está entre la espada y la pared (…) llenándose de amargura ante lo inexorable?”

Su otro rasgo distintivo en cuanto a la temática de sus obras son los efectos del colonialismo. En este caso el protagonista tiene gran afición por lo mapas y de esta forma introduce Abdulrazak Gurnah  algunos de sus pensamientos:

“Antes de que hubiera mapas el mundo no tenía límites. Los mapas volvieron alcanzables lugares que se hallaban en el límite de lo imaginable y luego la geografía se transformó en biología para construir un orden jerárquico en el que situar a quienes vivían, aislados y primitivos, en otros lugares del mapa”.

Para finalizar, comentar un punto muy curioso de la novela. Varias son las ocasiones en las que se hace alusión al libro «Bartleby, el escribiente» , relato de Melville, una interesante historia a la que le dediqué un post.https://www.leodisfrutoescribo.com/bartleby-el-escribiente/

Gurnah no deja muy clara su intención al nombrar a este personaje, pero entiendo que quizás exista algo de semejanza con Saleh Omar , nuestro protagonista, porque Bartleby “es un hombre que no revela nada sobre si mismo ni sobre su pasado, que no emite juicio alguno ni nos pide nuestra indulgencia ni nuestro perdón, sino tan solo que lo dejen en paz.”

En definitiva, “A orillas del mar se trata de un libro distinto, de un escritor distinto, que enriquece y abre la mente a otras formas de ver la vida y la escritura. Me ha gustado ampliar mis horizontes literarios y conocer la pluma de este reciente Premio Nobel.

Me despido con una frase de Abdulrazak Gurnah, muy adecuada en los tiempos que vivimos, que nos invita a la reflexión: “Europa debería recibir a los inmigrantes con compasión y no con alambres de púas”.

2 Comentarios

  • Publicado mayo 2, 2022
    .Almudena

    Natalia, gracias a tu BLOG me apetece mucho leer la novela “A orillas del mar” del escritor africano afincado en Inglaterra Abdulrazak Gurnah, a quien conocí en el 2021 al habérsele otorgado el premio Nobel de Literatura. Sólo por eso ya te estoy agradecida.
    Parece ser que se trata de uno de los relatos más conmovedores sobre los efectos de la colonización europea, la experiencia en el exilio así como de todos los sentimientos que despierta ese desarraigo.
    Cómo es tu costumbre, una acertada recomendación que no podemos dejar pasar.

    • Publicado mayo 8, 2022
      .Natalia

      Gracias Almudena. Espero que te guste.

Deja un comentario