NUEVAS SENSACIONES

Escribir, para mi, tiene, entre otras cosas, un fin terapéutico.

Con el paso de los años noto que cada vez hablo menos y escucho mas, prefiero que me cuenten cosas a explicar las mías,  aunque lo que últimamente escucho es tan desalentador, que como siga así podría entrar en una fase peligrosa de incomunicación y de mutismo total.

Mi optimismo por naturaleza está recibiendo tantos golpes que tengo que hacer verdaderos esfuerzos por curarle, a diario, y animarle a seguir conmigo.

A partir de hoy, me gustaría compartir con vosotros, pequeños retazos de estas extrañas sensaciones que son producto, supongo, del devenir de los increíbles, alucinantes, cabreantes, escalofriantes, alarmantes y preocupantes acontecimientos que hemos vivido y aún estamos todos viviendo.

Prometo que estos breves momentos de escritura serán variados y aplicaré optimismo y  humor en muchos de ellos, aunque siento comenzar con un

…….MAL DÍA.

Odio que no salga agua caliente y comenzar el día con un despertar helado.

Odio estar en un atasco escuchando  a semi sabios explicando   lo  mal que estamos y lo peor que vamos a estar.

Odio la sensación de preocupación al coger el teléfono y pensar que son malas noticias.

Odio estar ausente en conversaciones importantes en las que tengo que estar presente.

Odio posponer ilusiones que empiezan a alejarse tanto en el tiempo que casi ya no las veo.

Odio ser oveja de un rebaño perdido guiado por lobos.

Odio la sensación de soledad sin estar sola.

Odio intentar distraerme y encontrar una serie recomendada, cuyo argumento es un país desolador gobernado por individuos, casi nazis, donde se utiliza a niños para descubrir una vacuna.

Odio tener que tomarme una pastilla para descansar.

Odio la sensación de odio. No me reconozco en ella.

Mañana será otro día.

7 Comentarios

  • Publicado octubre 13, 2020
    .virginia

    Me identifico muchísimo con esos odios que, si bien, no son sensaciones continuas, si que acaparan bastante parte de día. Estoy haciendo un esfuerzo por trabajar la resiliencia, cosa que nunca había hecho antes, por lo menos de manera consciente.
    La sensación de angustia, inseguridad, frustración…. están presentes con mucha más intensidad desde el comienzo de la pandemia y lejos de mitigarse se vuelven una constante. Si que me reconozco siendo mas consciente de que, frente a algunos pensamientos de este tipo, paro y repienso…… lo que nunca había hecho.
    Nat, mil gracias por ofrecernos esta vía de escape

    • Publicado octubre 14, 2020
      .natalia_garcia

      Gracias Virginia por tu comentario. Espero que en un tiempo no muy lejano podamos disfrutar de sensaciones más placenteras.

    • Publicado octubre 15, 2020
      .Camino

      Yo siempre intento sentirme esperanzada, que la situación de incertidumbre y temor que estamos padeciendo no me supere, de hecho, afronto con optimismo esta etapa porque me ha servido para descubrir algunas facetas mías que casi desconocía, así que te animo a no decaer, eres alegre y con una gran determinación. Mucho ánimo querida Natalia y un beso muy fuerte

      • Publicado octubre 17, 2020
        .natalia_garcia

        Que bueno, Camino, que comentes que esta etapa complicada te ha servido para descubrir nuevas facetas tuyas que no conocías. Eso sí que es motivador y una forma tremendamente positiva de vivir todo este tsunami. Me alegro mucho¡¡¡

    • Publicado noviembre 22, 2020
      .natalia_garcia

      Gracias a ti Virginia, lo importante es compartir experiencias de cada uno para ayudarse.

  • Publicado noviembre 6, 2021
    .Cabrónidas

    Odiar tanto no es bueno, eh.

    • Publicado diciembre 20, 2021
      .Natalia

      Tienes razón, es un mal día, y como digo “odio la sensación de odiar”. Me pasa poco.

Deja un comentario